Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. X Cerrar

01/07/2019 // Reparaciones estructurales

Reparación estructuras de hormigón

Reparación hormigón
Reparación hormigón

Para introducir este tema quiero contaros algo sobre mi, desde pequeño siempre estuve relacionado con la construcción, mi padre fué maestro de obras y desde niño le acompañaba a las obras, incluso ya de jovencito algún que otro día iba a “trabajar” con él, lo primero que se aprende en la obra es a demoler, me encantaba coger la maza y derribar paredes, y fué en esa época cuando descubrí la dureza del hormigón, pensaba que el hormigón era indestructible.

 

Pero como todos sabemos las estructuras de hormigón por muy duras que sean no son indestructibles, y su reparación es más frecuente de lo que podríamos pensar. Vamos a repasar brevemente las patologías más frecuentes de las estructuras de hormigón y cómo repararlas.



Aluminosis

 

La aluminosis se trata de una patología que sufren las viguetas de los forjados, se debe a su fabricación con un tipo de cemento aluminoso que se usó en las fábricas de vigas sobre todo en las décadas de 1960 y 1970, se utilizaba sobre todo porque fraguaba más rápido, por lo que se podían fabricar más viguetas, ya que se necesitaba menos espacio de almacenamiento.

 

El problema surge cuando se producen circunstancias que provocan una reacción química de cemento que reduce la resistencia de la vigueta, con el consecuente peligro de derrumbe, sobre todo hay especial riesgo en zonas húmedas y con condiciones ambientales industrializados, los daños suelen ser mayores  en los forjados superiores, ya que están más expuestos al exterior.

 

Para determinar si una vigueta tiene aluminosis se debe realizar un análisis en un laboratorio, en caso afirmativo se deberán tomar las medidas oportunas para sustituir la vigueta o reforzar la adecuadamente.

 

 

Carbonatación de la armadura

 

 

Aunque los síntomas de la carbonatación de la armadura del hormigón son parecidos a la aluminosis, se trata de un problema distinto. Hemos dicho que la aluminosis se debe al cemento utilizado en la fabricación de las viguetas, en el caso de la carbonatación se debe a una mala protección del hormigón ante la humedad, cuando la humedad llega al hierro del hormigón empieza a oxidarse, y al oxidar aumenta de volumen, provocando que el hormigón se agriete y se desprenda de la armadura. Esta patología puede afectar a cualquier elemento de hormigón, no solo a las viguetas.

 

En este caso la solución será evitar que la armadura siga oxidando y reconstruir el hormigón afectado, en algunos casos se requerirá un refuerzo de la estructura y en otros no.



 

Más información

 

Próximamente veremos estas dos patologías del hormigón con más profundidad, si quieres estar informado síguenos en tu red social preferida o suscríbete a nuestra lista de correo rellenando nuestro formulario de contacto.

 

Presupuestos sin compromiso

 

Si piensas que puedes tener alguna de estos problemas en la estructura de tu edificio podemos realizar una visita y un presupuesto sin compromiso, contacta con nosotros con el formulario de contacto.